Cerrajeros Vs robos

Hablando el otro día con mis amigos cerrajeros de Cerrajeros Madrid 24 horas comentábamos que cada vez más sale en los diarios notas publicadas con las cifras de robos en los hogares madrileños. El asunto es muy sensible, porque no hay algo más desagradable que perder tus pertenencias a manos de unos ladronzuelos. Sin embargo, la creciente ola de incidentes hace pensar que el asunto va para rato.

¿Qué hacer ante semejante situación? Pues lo más lógico es proteger el hogar, donde tenemos nuestras pertenecías más preciadas y nuestra familia. En este post de te daremos algunas pistas para que lleves a cabo por ti mismo en casa. Recuerda: toda seguridad es poca para resguardar a los tuyos. No escatimes.

Lo primero: comprobar los cerrojos de la casa. ¿Son nuevos o tienen muchos años de uso? Recuerda que las piezas de una cerradura se degastan y se vuelven susceptibles de ser amañados por los ladrones.

Si las cerraduras son muy antiguas, lo más recomendable es sustituirlas por unas nuevas, que cada siempre son más seguras. Si no nos podemos dar el lujo de adquirir piezas nuevas, al menos debemos recurrir a un cerrajero profesional que las revise y compruebe que funcionan bien.

El arreglo de las cerraduras es muy complejo, por lo cual no se recomienda que cualquier entusiasta lo intente, ya que puede trabarlas o romperlas irremediablemente. Las piezas de una cerradura, por muy simple que esta sea, son muy pequeñas y delicadas; se necesitan herramientas profesionales para desarmarlas o ajustarlas. No basta con un destornillador y una pinza ordinarios.

Así que ya sabes, no improvises, que te puedes dar un susto. Tampoco es recomendable echar cualquier aceite en la cerradura. Existen algunos especialmente destinados al mantenimiento de las cerraduras, así que asesórate antes de verter alguno en tu cerradura.

No se te ocurra pensar que el aceite de coche o de cocina te serán útiles para reparar una cerradura averiada. Sería peor el remedio que la enfermedad.

El otro paso importante que debes dar para cerciorarte de que tu hogar es segura es verificar todas las posibles entradas u oportunidades que pueda tener un ladrón para penetrar tu casa. Escaleras de incendios, puertas, ventanas, respiraderos… son sitios que debemos verificar con rigor de detective. Es importante saber que los ladrones pueden ser muy temerarios, y aventurarse a invadir pisos elevados en edificios muy visibles.

Nada detendrá a un delincuente, cuando de dinero fácil se trata. Con esto quiero decir que toda precaución es poca, vivamos en una casa o un edificio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *