Cultivemos nuestra mente

Cultivemos nuestra mente mediante la lectura y aseguremos que al trabajar en grupo planeta este trabajo se convierte en una grata experiencia.

Aunque mantenerse conectado con la lectura en estos tiempos, resulta medianamente fácil con el empleo de tabletas o de kindle, lo cierto es que si además tu jornada laboral se relaciona con la lectura o la escritura pues tendrás un universo completo de conocimientos culturales a tu disposición.

 

Las profesiones como la edición o la corrección de libros suelen preservar en constante trabajo tu mente y el cultivo de ella. Son muchos retos en tomar las obras de otros y revisarlas, en busca de mejorarlas o clarificarlas, este suele ser uno de los más grandes a los que se enfrentan los editores.

 

Por su parte los correctores, que entran casi al final del proceso editorial de un libro, son otro par de ojos que intentan lograr la perfección en un libro.

 

Si bien es cierto que las erratas pueden ser parte del encanto, son aquellas que demuestran que aunque tenemos en las manos una genial obra literaria, esta puede estar sujeta a cambios pues ha sido hecha por los seres humanos, existen errores imperdonables, los cuales un buen corrector puede evitar.