¿Por que las parejas no son felices?

Esta es una pregunta tan antigua como la civilización misma. ¿Por que las parejas no son felices? Muchas pueden ser las respuestas, tan diversas como las personas que se hacen esta interrogante. Pero la mejor ayuda en todos los casos es acudir sin más a una terapia de pareja.

Solo con ayuda especializada una pareja podrá salir airosa de esos problemas que la agobian con el día a día, o al menos encontrará el camino para ser más feliz.

La rutina del día a día, los problemas económicos, diferentes puntos de vista sobre diversos asuntos, incomprensiones sobre problemas laborales o responsabilidades en el trabajo de cada uno que nos obligan a descuidar las tareas del hogar o de la propia pareja, son algunas de las causas por las cuales las parejas a veces no son felices.

Lo peor es cuando no se percatan de que no son felices y pasan los días y los meses, y la infelicidad se hace parte ya de la propia relación. Una de las pocas cosas que nos sirve para salvar en estos casos la convivencia es asistir a las terapias de pareja, donde cada uno coloca sobre la mesa sus insatisfacciones y con la ayuda especializada se puede mejorar.

De todos modos, lo que se haga para ser feliz está bien, lo que está mal es tener una pareja y ser infeliz con ella, a pesar de quererla.