Una sociedad mas gastronomicamente culta

Una sociedad mas gastronomicamente culta es uno de los objetivos de establecimientos como Casa Carmen Restaurante, donde cada platillo es una lección de cultura culinaria, y cultura sensorial en su sentido más amplio, además de históricamente informada sobre los ignotos orígenes y el posterior desarrollo hasta el presente, de la gastronomía española, donde a lo largo de los siglos han confluido numerosas influencias y tendencias como la cocina celtibérica, la gastronomía romana, la gastronomía medieval, la comida andalusí (de Al-Ándalus), la cocina sefardita, la comida cristiana, los productos de la América conquistada, la cocina del Siglo de Oro, la gastronomía francesa y la romántica.

El arribo de los fenicios a Gadir, actual Cádiz, unos mil años antes de Cristo, aportó desde entonces el olivo y la vid, que establecieron algunas bases de la cocina celtíbera, que al hacerse sedentaria, tuvo al cerdo como fuente básica de alimentación. Estas cenas eran acompañadas por tortas de bellotas cocidas en las brasas.

Los romanos de la Hispania imperial consolidaron los cultivos del trigo y la escaña, la lenteja, el guisante y el garbanzo como principales legumbres, así como la col entre las verduras. Las lechugas eran introducidas en salmuera, y las acelgas se condimentaban con mostaza.