Sin categoría

EL PODER DE LA LLAVE EN LA CERRAJERÍA

Una cerradura es un mecanismo que se incorpora a puertas y cajones de armarios, cofres, arcones, etcétera, para impedir que se puedan abrir sin la llave y así proteger su contenido.

Por ende, este mecanismo se compone de cerradura y llave, Quien posee las llaves de un lugar es alguien con un cierto «poder». Esto es lo que sucede con los profesionales que custodian las llaves de los grandes recintos, con los carceleros o con los guardianes de los castillos en la antigüedad. En la esfera de la religión cristiana las llaves del Reino de los Cielos fueron confiadas al apóstol San Pedro. Por otra parte, en los concursos de televisión donde se regalan apartamentos o vehículos, la entrega de estos premios se realiza a través de sus correspondientes llaves. No olvidemos, por último, que un niño empieza a ser autónomo cuando tiene sus propias llaves. En síntesis, un simple utensilio que sirve para abrir y cerrar una cerradura se convierte en algo lleno de simbolismo. Ver más.

También puede gustarte...